Como referentes en la lucha contra el cambio climático, cada año estamos presentes en la COP28. La Cumbre del Clima celebra su conferencia número 28, en la que se reúnen líderes, científicos y activistas de todo el mundo con un objetivo común: forjar un camino hacia un futuro más sostenible.

El Acuerdo de París en 2015, firmado en la COP21, fijó unos objetivos globales, sin embargo, el balance de los resultados no ha sido el esperado, confirma que estamos muy lejos de cumplir los objetivos y de que la temperatura del planeta no siga aumentando.

Una de las principales metas para esta cumbre es acelerar la transición energética y reducir las emisiones de cara a 2030, buscando triplicar la capacidad renovable para ese año.

Por eso, reforzamos nuestro compromiso con la creación de un modelo energético sostenible y generador de oportunidades; y la acción climática como eje central. Trabajando cada día en una red de alianzas para visibilizar al máximo nuestros proyectos contra el cambio climático.

Además, apostamos por el desarrollo de capacidades del talento joven y los empleos verdes, así como el respeto al entorno y la protección de la biodiversidad.

A pesar de los logros, persisten desafíos considerables. La COP28 subrayó la urgencia de abordar cuestiones como la justicia climática y la financiación de naciones en desarrollo. El camino hacia la sostenibilidad total aún presenta obstáculos, pero también abre oportunidades para la colaboración global y la innovación continua.

Aunque la celebración de la COP transcurra en unas semanas, el compromiso y la acción debe mantenerse en el tiempo. De esta forma, y con la colaboración de todos los actores: desde naciones, empresas y ciudadanos, podremos conseguir los objetivos planteados para construir un futuro para todos.

La batalla contra el cambio climático está en marcha, y la COP 28 nos ha recordado que juntos, podemos trazar un camino hacia un mañana más verde y esperanzador.

Comparte esta entrada