Renovables + naturaleza + personas. Promovemos la convivencia entre estos tres elementos y, por ello, nacen los Premios Convive, con el objetivo de reconocer aquellas iniciativas que persiguen una economía sostenible y desarrollan su actividad en plena armonía con el medio ambiente.

La primera edición de los Premios Convive se ha celebrado en Mérida y hemos podido ver ejemplos de alianzas, empresas, acciones o entidades locales que recogen la integración de las energías renovables con el desarrollo socioeconómico y la conservación de la biodiversidad en España.

Allí donde hay renovables, hay mejor conservación del territorio y vuelven a crecer especies vegetales autóctonas silvestres que, a su vez, atraen a especies animales de la zona.

 Los premiados han sido:

–             Entidades locales: Pueblo Solar de Cedillo y Ayuntamiento Revilla Vallejera.

–             Participación ciudadana: Gobierno foral de Navarra.

–             Investigación, conocimiento e innovación: Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente.

–             Emprendimiento social y empresarial: Faramax.

–             Comunicación y concienciación: EFEverde.

–             Premio extraordinario: SEO BirdLife.

Este programa se estructura en base a tres líneas de actuación:

1) Contribuyendo al desarrollo socioeconómico: Iniciativas que hacen posible la contribución de los proyectos al desarrollo económico y social a nivel local, así como a nivel nacional.

2) Protegiendo y mejorando la biodiversidad: Acciones que contribuyen a la integración de las instalaciones en el territorio y el paisaje mejorando su contribución a la biodiversidad y su impacto medioambiental.

3) Aprendiendo de la mano de expertos: Mejorando el impacto de las renovables y la aceptación social de la transición energética a través de la colaboración con terceros.

Algunos ejemplos de estas iniciativas han sido: la integración de actividades ganaderas y agrarias en el entorno de las instalaciones; el desarrollo de actividad de apicultura y nuevos avances en agrovoltaica; el desarrollo de la cadena de valor del sector renovable y de proveedores a nivel local; la creación de comunidades energéticas y la ayuda a municipios para desarrollar planes de desarrollo; la participación en alianzas para definir las mejores prácticas en los proyectos renovables, desarrollar nueva actividad industrial e innovación, etc. Para seguir construyendo entre todos, un planeta más verde.

Comparte esta entrada