Quizá vivas en un piso cuyo edificio no tiene instaladas placas solares aún, pero sí las tienes en tu casa de la playa o del pueblo, ¡pues aprovecha esa energía del autoconsumo de una casa a otra! Ahora existen muchas combinaciones para que siempre salgas ganando. Con nuestro servicio Solar Cloud podrás guardar el exceso de energía producido convertido en euros para descontar en tu próxima factura.

Así es, si produces más energía de la que consumes, puedes llegar a pagar 0€ de recibo y, si sigue “sobrando”, puedes derivarla a otra residencia a tu nombre o guardar ese saldo para el mes siguiente.

El autoconsumo ya está al alcance de cualquier cliente, tenga o no cubierta propia. En España, más de dos tercios de la población viven en edificios. ¿Significa eso que no pueden disfrutar de este sistema de climatización verde? NO. Ya en 2019 lanzamos las Comunidades Solares, alternativas de autoconsumo colectivo que incluyen la posibilidad de ceder el espacio de la cubierta a Iberdrola para que asuma la instalación del sistema fotovoltaico facilitando el acceso a la energía verde generada a las personas que vivan en las proximidades. Y, por supuesto, también se pueden instalar en la azotea del edificio.

El 98% de nuestros autoconsumidores opta por devolver durante el día el excedente a la red una vez satisfechas sus demandas de energía, lo que les permite sacar el máximo partido a su inversión. De esta forma, la red es como si fuera una gran batería de almacenamiento para sus clientes, ya que pueden disponer de esa energía generada de más cuando la necesitan, sin coste adicional.

El autoconsumo puede suponer un ahorro en la factura anual del hasta el 70%, que proviene de:

  • El precio de la energía, en vez de pagar por ella, la generas tú mismo gracias al sol.
  • La compensación por los excedentes de energía no consumida, que devuelves a la red y que puedes acumular para otro mes.
  • Y, el ahorro por menores impuestos y las ayudas disponibles.

Un sinfín de ventajas para ahorrar y cuidar del planeta siendo más eficientes. ¡Súmate ya al autoconsumo!

Share this post