¿Quién dijo que los proyectos renovables destruían la naturaleza? En absoluto, la agricultura o la ganadería se pueden combinar perfectamente con nuestras instalaciones. Ejemplo de ello son las más de ocho millones de abejas que anidan en la planta fotovoltaica de Andévalo (Huelva).

En las plantas solares, las abejas cuentan con terrenos libres de herbicidas y químicos agrarios porque el crecimiento de hierbas se controla mediante el pastoreo de ganado. De hecho, ya ha comenzado la recolecta de miel de eucalipto, milflores, tomillo, romero y retama, las cuales son de mejor calidad gracias al cultivo de plantas aromáticas.

Quizá no te has parado a pensar en el papel tan importante que representan las abejas en tu vida, que va más allá de asustarte cuando llega el calor. Estos insectos son los responsables de la polinización del 80% de las plantas del planeta y del 75% de los alimentos que consumimos.

En paralelo, esta iniciativa promueve el desarrollo de la economía circular ya que la miel producida se comercializará. En total, son 165 colmenas las que contribuyen a mejorar la biodiversidad del entorno, convirtiéndose en el colmenar fotovoltaico más grande del mundo.

Más abejas anidan en nuestras plantas solares

Uno de nuestros objetivos es conseguir la pérdida neta nula de biodiversidad en 2030 y, para seguir contribuyendo con esta idea, hemos instalado también estos días 105 colmenas, que albergan otros 5 millones de abejas, en la planta fotovoltaica extremeña de Núñez de Balboa. No solo eso, sino que continuaremos desarrollando en otras plantas fotovoltaicas de Iberdrola en España, para demostrar cómo la ubicación de polinizadores en instalaciones renovables puede mejorar la estabilidad de los ecosistemas y potenciar el rendimiento de los cultivos de las tierras agrícolas de la zona.

Además de las abejas, el reto PERSEO

Actualmente, hemos lanzado un nuevo reto a través de nuestro Programa internacional de Start-ups, PERSEO, para identificar soluciones competitivas e innovadoras que permitan combinar plantas de generación solar fotovoltaica con actividades relacionadas con la agricultura, la horticultura, la ganadería, la piscicultura o la apicultura, de manera que se mejore el aprovechamiento del terreno.

Para la valoración de las propuestas se tendrán en cuenta los costes, la madurez y adecuación del proyecto, la diversidad de cultivos que puedan ser plantados, el impacto positivo en la productividad agrícola o ganadero y el grado de digitalización de la propuesta para optimizar la eficiencia, entre otras variables. ¡Tienes hasta el 10 de junio para enviar tu propuesta!

El ganador, no solo contará con el apoyo técnico y económico para probar su solución, sino que, además, facilitaremos el soporte técnico para probar dicha solución, dándole acceso a los recursos necesarios para validarla (equipamiento, equipos, infraestructuras, emplazamientos de alta tecnología y áreas de trabajo conjunto), así como, ofrecer un entorno real y datos reales para ponerla en prueba.

En los últimos tres años, hemos realizado más de 1.450 acciones de protección a la biodiversidad, combinando la instalación de proyectos renovables con la conservación de la diversidad biológica de los ecosistemas, cuidando flora, fauna y patrimonio natural.

Comparte esta entrada