El desarrollo de proyectos de energía limpia en nuevos mercados forma parte de nuestro decálogo de la energía del futuro, que ya es una realidad para Iberdrola

Eólica marina, terrestre, solar, hidrógeno verde, almacenamiento o plantas híbridas son algunas de las tecnologías por las que apostamos para impulsar hoy la energía del futuro. Y lo haremos entrando en nuevos mercados para seguir avanzando por un mundo más sostenible.

Nuestro  plan histórico de 75.000 millones de euros de inversión hasta 2025, basado en la innovación, la economía verde y la última tecnología impulsará las energías renovables, las redes y las soluciones inteligentes para los clientes. Lo haremos en los mercados donde ya estamos presentes, como la Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido, Brasil o México, como en nuevos mercados como Australia, Japón o Suecia.

De lo que no cabe duda es de la estabilidad de nuestra expansión internacional: las inversiones se focalizarán en países con ambiciones climáticas y rating A. España recibirá el 21% del total, Estados Unidos y Reino Unido, el 50%, y el resto irá destinado a otras áreas con potencial de futuro.

Seguiremos consolidando así una apuesta desarrollada en los últimos 20 años, en los que hemos pasado de ser una utility local a un líder energético global, que ha cuadruplicado su capacidad renovable, reducido sus emisiones de CO2 en un 75% y cerrado sus plantas de carbón. ¿Y ahora? El plan es reforzar nuestro papel como la mayor empresa de energía renovable del mundo, incorporando nuevos proyectos en varios países.

En Australia, hemos cerrado en tiempo récord la compra de la compañía de renovables Infigen Energy, una operación con la que desembarcamos en un nuevo mercado prioritario, en el que ya hemos iniciado la construcción de nuestro primer desarrollo renovable: el proyecto híbrido eólico-solar Port Augusta, de 317 megavatios (MW).

A esto se suma Japón, que será una nueva plataforma de crecimiento en renovables, en concreto en el ámbito de la eólica marina, tras alcanzar un acuerdo con Macquarie´s Green Investment Group (GIG) para la adquisición del 100% de Acacia Renewables, que tiene dos parques eólicos marinos en desarrollo y cuatro proyectos en cartera.

Otro país que pasa a ser básico para nuestra estrategia es Suecia, donde tenemos la opción de adquisición mayoritaria para ocho proyectos de energía eólica marina de la compañía SVO para desarrollar 9 gigavatios (GW) de capacidad, que podrían entrar en funcionamiento a partir de 2029.

También hay que destacar la compra de la compañía americana PNM Resources, que nos permite entrar en Nuevo México y Texas. La integración de esta empresa en Avangrid dará origen a una de las mayores compañías del sector norteamericano con 10 eléctricas reguladas en 6 estados (Nueva York, Connecticut, Maine, Massachusetts, Nuevo México y Texas) y tercer operador de renovables de Estados Unidos, con una presencia total en 24 estados.

Estos y otros países seguirán permitiéndonos ser una empresa cada vez más global, más renovable y más diversificada, poniendo las bases para impulsar un futuro con el que ganamos todos.

Comparte esta entrada