La Navidad es por excelencia la fecha en la que mayores excesos cometemos. Comidas y cenas casi a diario fuera de casa, consumismo y regalos para toda la familia… Fiestas en las que pasamos por alto nuestros cuidadosos hábitos, pero, con estos consejos contra los excesos navideños, el planeta no te pasará factura para la cuesta de enero.  

Decora tu casa de forma sostenible

Si tienes un árbol en el jardín, adórnalo y aprovecha que es natural. Sobra decir que ni se te ocurra comprar un árbol de verdad solo para estos días, cada uno tarda ¡hasta 7 años en crecer!  Si ya tienes uno de plástico, ¡no lo cambies! Se necesita utilizar el árbol artificial durante 10 ó 12 años para compensar su huella de carbono. En caso de comprar, que no sea de PVC.

Y no hay nada como dejar volar tu imaginación, hasta la propia escalera plegable la puedes convertir en un original árbol de Navidad. Investiga y coge ideas, sorprenderás a tus invitados.

Para las luces, utiliza bombillas LED de bajo consumo y controla tu consumo energético. Según el Departamento de Energía de Estados Unidos, el derroche de decorados lumínicos supone estos días un gasto de electricidad en este país mayor que el de Etiopía en todo un año. Apaga las luces cuando no las estés utilizando. No dejes el alumbrado encendido toda la noche.

Regalos sí, pero con cabeza

Reduce el número de regalos. Que no te entre el consumismo excesivo, organiza un amigo invisible y pide cosas que necesites. Además, una buena idea es regalar experiencias y no objetos físicos. En los juguetes, evita los de plástico y valora la posibilidad de regalar juguetes sin pilas. Para envolverlos, utiliza papel reciclado o reutiliza cajas y bolsas de regalo.

Comida y bebida

Ajusta bien el menú y controla el tamaño de las raciones para no derrochar la comida. En Ciudad de México, la cantidad de residuos durante estas fechas aumenta en 16.000 toneladas diarias. En España, con los excesos navideños, se incrementa hasta un 75% más de basura por persona.

Compra productos sin envoltorio y lleva tus propias bolsas. Cada hogar de Escocia genera unos 130 kilos de residuos sólo de envases de comida. Elige frutas y verduras a granel y apuesta por el comercio de proximidad. Opta por más verduras y menos carne.

El gran cambio no se consigue sin cada una de nuestras pequeñas decisiones, ¡feliz Navidad!

Comparte esta entrada