Ha vuelto a pasar. La presa de Aldeadávila se ha convertido en un escenario de cine. La planta hidroeléctrica, encajonada en un paisaje espectacular en los Arribes del Duero (Salamanca), protagoniza varias escenas de la sexta entrega de la saga ‘Terminator’, película que llega esta semana a la gran pantalla.

El rodaje de la mítica peli, con Schwarzenegger de nuevo al frente del reparto, tuvo una parada en la presa, donde grabaron varias escenas en las que participaron cerca de 200 personas. Entre ellas, había compañeros de la central de Iberdrola, quienes fueron testigos del despliegue de drones y cámaras de alta velocidad al más puro estilo hollywoodiense.

No es la primera vez que Aldeadávila es el escenario de una gran superproducción. El impresionante lugar en el que se construyó la central ya atrajo el interés de otros cineastas, convirtiéndose en un escenario principal en películas míticas como «Doctor Zhivago», ganadora de cinco Oscar en 1965 y otros tantos Globos de Oro, y la española «La Cabina».

Y es que esta gran central no solo es un paraíso natural y fuente de la mejor electricidad renovable, que da luz a 250.000 familias, sino que se ha convertido en un escaparate cinematográfico de primer nivel. Un coloso de la energía limpia… y del séptimo arte.

Comparte esta entrada