Grandes experiencias, retos profesionales, choques culturales, dificultades… la experiencia de trabajar fuera de tu país marca un antes y un después en la vida. Historias de esfuerzo, lágrimas y recompensas, como las que nos han contado varias mujeres que brillan por el mundo y vuelven a casa por Navidad.

Son muchos los españoles que viven fuera de nuestro país que un día decidieron dejarlo todo para empezar una nueva aventura en busca de sus sueños profesionales y personales. Las ponentes de este encuentro han logrado alcanzar el éxito a nivel internacional, pero, a pesar de estar viviendo grandes experiencias, nunca pierden la ilusión de volver a casa por Navidad. Las ponentes de este encuentro, celebrado por Iberdrola y Gente que brilla,.compartieron con los asistentes cómo es su vida, a qué se dedican, cómo han conseguido llegar a donde están o cuáles son sus retos para el futuro.

Presentada por Beatriz Crisóstomo, compañera del Departamento de Innovación de Iberdrola, la jornada comenzó con Patricia Salamanca, ingeniera del área de eólica marina de la empresa, quien compartió con los asistentes su experiencia internacional. Uno de los hitos profesionales que más le ha marcado ha sido la puesta en marcha de Wikinger, el primer parque eólico marino construido por Iberdrola en Alemania, que da energía renovable a 400.000 familias “La clave es buscar algo que te motive, que te haga feliz, y no darte cuenta de que estás trabajando realmente”, aseguró Patricia.

A continuación, Itziar Lamiquiz, especialista en Biología Molecular en Harvard, relató como la falta de inversión en investigación en nuestro país la llevó a hacer las maletas y trasladarse fuera para cumplir su sueño. Actualmente, se encuentra trabajando en un proyecto relacionado con la investigación de los factores genéticos y ambientales en sujetos para predecir la modificación de peso. Ganas e ilusión son dos factores claves para ella, “esto te permite dar lo mejor de una misma”.

Marta Jurado, interiorista y diseñadora de muebles, es la cofundadora de Heaps & Woods, una firma que diseña mobiliario a medida en Indonesia con materiales locales y preservando la tradición de los artesanos de Bali. Esta joven barcelonesa decidió dar un giro a su vida hace cuatro años para dar forma a su sueño. “Fui a Indonesia en un viaje personal que me cambió la vida. Fue ahí cuando descubrí todo el potencial que tiene este país en lo referente a los materiales y el know-how de sus artesanos. Junto con mi socio, Louis Chagnaud, decidimos crear nuestro proyecto que es el sueño cumplido de diseñar muebles únicos y piezas icónicas para apasionados de la decoración”.

Virginia Morcillo fue otra de las invitadas a la charla, representando una generación comprometida y que mueve sus pasos en favor de los demás. Virginia coordina proyectos de desarrollo en Zambia y Kenia, con el fin de empujar a la población local al emprendimiento, haciendo especial hincapié en los proyectos para mujeres. “Tener una experiencia internacional es necesaria. Debemos expandirnos y abrir el foco para conocer nuevos caminos”.

Dejar todo atrás por cumplir un sueño y una pasión es el inicio de la historia de Sara Hurtado, patinadora madrileña afincada en Rusia y medalla de plata en Rostelecom Cup de Moscú. El camino no ha sido fácil para la seis veces campeona de España, ya que hace tres años tuvo que dejar todo atrás y trasladarse a Moscú, en busca de una mejora en sus entrenamientos y en su carrera deportiva. Un país que asegura que son “las chicas de patinaje sobre hielo las que ganan las audiencias a los partidos de fútbol”. Sara Hurtado afirmó que “si quieres lograr algo excepcional, no puedes hacerlo desde el sofá. Tienes que comprometerte al máximo por lo que quieres”.

También fue muy interesante la intervención de Rosa Jiménez Cano, periodista especializada en tecnología que ha trabajado muchos años para El País, en España y desde EEUU. Desde hace un año aproximadamente es la Chief Ecosystems Relations en Venture City en Miami. “Me gustaría que en nuestro país nos quitásemos complejos y fuésemos flexibles para adoptar métodos de fuera”, aseguró.

En definitiva, historias de mujeres brillantes de sectores muy diferentes que nos demuestran la importancia de tener experiencias internacionales que abran nuestra mente para seguir creciendo, como profesionales y como personas.

Comparte esta entrada