Ir arriba del todo

Una pasión de altos vuelos por la energía eólica

* Autor: Paul Copleman *

La necesidad de contar con técnicos cualificados en energías renovables es una constante en Estados Unidos. Iberdrola es consciente de ello y está desarrollando programas de apoyo para todos aquellos interesados en este campo. En 2001, donamos 100.000 dólares al Iowa Lakes Community College, situado en el medio oeste del país, para desarrollar una nueva aula destinada a los estudiantes de esta materia.

Recientemente, pude hablar con Brian McLaren, antiguo estudiante de este centro, sobre su contribución al programa de formación en energía eólica. McLaren construye réplicas a pequeña escala de parques eólicos y ha donado una de sus mejores piezas al programa de energía eólica y tecnología de turbinas Iowa Lakes Community College. Esto fue lo que me contó:

 ¿Cómo surgió tu interés por llegar a ser técnico en energía eólica? 

McLaren: al igual que les ha sucedido a muchos estadounidenses, la depresión económica de 2009 me hizo pasar por momentos difíciles. Cuando, después de las Navidades de ese mismo año, mi padre, mi hijo y yo mismo fuimos al cine. Mientras estaba sentado en la oscuridad de aquella sala, no tenía ni idea de que mi vida iba a experimentar un cambio. Proyectaron un anuncio acerca de los técnicos en energía eólica del Iowa Lakes Community College. Cuando pude ver la historia de la Universidad y las oportunidades de trabajo que se ofrecían a los graduados, me quedé con la boca abierta. Supe que necesitaba más información acerca de cómo convertirme en técnico en energía eólica.

Apenas había dejado a mi familia en la puerta cuando me lancé hacia mi ordenador y entré en la página web del Iowa Lakes Community College. Me inscribí de forma inmediata en el programa sobre energía eólica y tecnología de turbinas. Me aceptaron rápidamente. ¡Estaba realmente emocionado! Vendí mi negocio y organicé mi vida para poder desplazarme a Iowa.

 ¿Cómo fue tu vida en Iowa?

 McLaren: en el Iowa Lakes Community College, mi pasión por la energía eólica aumentó, en parte gracias a sus aulas de última generación, como la financiada por Iberdrola. Para potenciar mis conocimientos, me convertí en tesorero (y luego en presidente) del Club de Energía Eólica del Iowa Lakes. Asimismo, pasé una semana en Washington D.C. en los Servicios de Apoyo al  Estudiante TRIO, un programa de extensión federal y de servicios para estudiantes. En el transcurso de mi viaje, conocí y compartí mi interés por la energía eólica con senadores y líderes de la Cámara.

¿Cómo fue el proceso de construcción de la réplica?

McLaren: desde que era un niño, he estado reuniendo juguetes de granja a escala 1/64, con los que siempre quise competir a nivel nacional. Así que me decidí a construir un expositor de aerogenerador destinado a la edición de 2011 de la Feria Nacional de Juguetes de Granja de Dyersville, Iowa. El expositor original tiene 2,5 por 2,5 metros con juguetes de granja a escala 1/64 e incluye un modelo de una turbina GE 1.5 a escala 1/64, construido con madera de balsa y montado sobre una lámina de 1,25 por 2,5 metros de poliestireno de 5 centímetros de grosor. 

¿Qué sucedió con esta réplica?

 McLaren: el hecho de que la réplica no ganara el concurso de la feria me desilusionó pero, como gustó a tantos espectadores, supe que podía servir para enseñar a otros en qué consiste la energía eólica. Finalmente, decidí donarlo al Programa sobre Energía Eólica del Iowa Lakes Community College para que los futuros estudiantes, los visitantes y los niños puedan utilizar este modelo a escala como herramienta de aprendizaje y referencia visual. ¡Es como si el expositor regresara a casa!

Autor: Paul Copleman
Bio: Soy el responsable de Comunicación de Iberdrola Renewables en Estados Unidos, en las oficinas de Maine. Me uní a la empresa en 2006, cuando iniciaba su presencia en el mercado renovable estadounidense. Desde que me gradué en Ciencias Políticas, siempre he desarrollado mi carrera en las áreas de medio ambiente, energía y renovables. Cuando no estoy trabajando, disfruto de mi familia, lo que consiste fundamentalmente en cuidar de mis dos pequeños hijos (de uno y tres años), y transmitirles que los libros son mejores que la televisión, que la arena no es un alimento y que los equipos deportivos de Filadelfia son los mejores.

Deja una respuesta