Esta página web utiliza cookies, propias y de terceros, para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies  Abre en ventana nueva  
Ir arriba del todo

Me gusta, pero ¿cuánto consume?

* Autor: Miguel Ángel Menéndez *

Es muy habitual escuchar en los concesionarios de automóviles o en las tiendas de electrodomésticos la pregunta de cuánto consume un vehículo. Sin embargo, esto no ocurre en el sector inmobiliario. En contadas excepciones me he encontrado con esta cuestión en las visitas de potenciales clientes a la inmobiliaria.

Pero parece que nos encontramos a las puertas de un nuevo paradigma, ya que la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo relativa a la eficiencia energética de los edificios va a cambiar nuestra percepción de lo que hasta ahora considerábamos un edificio eficiente.

Creo que el contexto mundial energético y climático va a obligar a un incremento considerable de la eficiencia energética, que nos hará mirar la crisis del petróleo de los 70 con perspectiva. Desde este punto de partida y valorando que el sector terciario supone alrededor de un tercio del consumo total de energía de nuestro país y que, de éste, más del 50% corresponde a los edificios de oficinas, aprovecho este post para contaros cómo desarrollamos desde Iberdrola Inmobiliaria el proyecto Porta Firal en Barcelona.

Porta Firal es el desarrollo terciario de promoción privada más ambicioso de la ciudad de Barcelona y albergará cuatro edificios de oficinas. Nuestro primer edificio en construcción, T3 Tower, tiene un consumo de energía final de 31,2 kWh/m2 año, un 70% menos que un edificio de referencia, y su nivel de emisiones se ha reducido hasta los 16,1 kg CO2/m2 año, casi un 75% menos que un edificio estándar. Estas mejoras han hecho que obtengamos el certificado A de alta eficiencia energética según el Real Decreto 47/2007.

¿Y cómo lo hemos conseguido? En primer lugar, a través de MIYABI-eficiencia energética en la edificación, una sociedad pública del Gobierno de Navarra con la que colaboramos para modelar el edificio con dos herramientas informáticas: Energy Plus, desarrollado por el Departamento de Energía de Estados Unidos y capaz de simular ciclos completos de vida de un edificio considerando todas las variables relevantes para su comportamiento energético, y el Calener GT, el programa oficial para certificaciones energéticas.

Para satisfacer la demanda de climatización y agua caliente del edificio optamos por un sistema de Ecoenergies. Una vez determinada la equipación para el edificio, realizamos una simulación energética. El resultado obtenido de consumo final fue que casi el 65% correspondía a iluminación y el 22% y 13% a ventilación y refrigeración, respectivamente. Son unos datos que difieren con los de un edificio estándar que registra que el 28% es consumo de iluminación, 30% de refrigeración y 20% de calefacción.

Así, nos encontrábamos con una clara necesidad de aumentar la eficiencia en la iluminación, problema al que se le sumaba el hándicap de cumplir con el requerimiento del Código Técnico, que para un edificio de nuestras características requería instalar 35,1 kWp en colectores fotovoltaicos. Teníamos que ubicarlos en cubierta a más de 92 metros de altura, con escasa superficie disponible. Teniendo en cuenta que este tipo de instalaciones en la actualidad no son rentables, emprendimos una serie de negociaciones y análisis conjuntamente con la Agencia de la Energía de Barcelona.

Enfocamos el problema por dos flancos: el tratamiento de la fachada y la eficiencia de los equipos. Los resultados fueron concluyentes: a igualdad de coste de inversión, la instalación de los paneles fotovoltaicos hubiese generado una potencia eléctrica de 79.830 kWh/año, mientras que las medidas adoptadas en este proyecto de aumentar los valores de eficiencia y mejorar los parámetros ópticos de los acristalamientos consiguen una reducción de 517.284 kWh/año, lo que representa un ahorro de energía final de 437.454 kWh/año sobre la instalación fotovoltaica.

En Iberdrola Inmobiliaria nos pusimos en marcha con este tipo de edificios con el fin de estar en línea con la apuesta tecnológica y sostenible de la matriz, Iberdrola. Así, gracias a la promoción de una construcción sostenible y la eficiencia energética, el proyecto Porta Firal, que ha obtenido la máxima certificación energética, será ya una realidad en 2013.

Autor: Miguel Ángel Menéndez
Bio: Arquitecto y Executive MBA por Esade. Me inicié en el sector de la construcción de la mano de mi padre, realizando instalaciones interiores. Con él aprendí que cada proyecto te lo debes tomar como un desafío y que, a pesar de las dificultades en el camino, la constancia y la fe en el trabajo bien hecho siempre tienen sus resultados. Tras finalizar mis estudios compaginándolos con el trabajo y tras años de sacrificio, tuve la suerte de participar como project manager en proyectos emblemáticos de la mano de grandes arquitectos, como Rafael Moneo, Richard Rogers y Arata Isozaki. Me considero un privilegiado por formar parte de la familia Iberdrola y por poder participar en el proyecto más importante de su filial inmobiliaria.

15 Comentarios

  1. Es un tema muy importante el que han tocado en este post. Espero que más empresas tomen conciencia de esto.


    18 agosto, 2012 a 18:23

  2. Gracias a proyecos de gran repercusión, como Porta Firal, se va creando poco a poco una cultura de construcción sostenible, no sólo en el aspecto de la propia ejecución de la obra sino también pensando en el consumo energético que tendrá el edificio a lo largo de su vida útil (y más en casos como el presente, destinado al sector terciario)
    Reducir al máximo posible, dentro de un marco de viabilidad económica, la demanda energética del edificio, permite el desarrollo de construcciones de bajo impacto energético a lo largo de su vida.
    Un estudio detallado de las características del edificio permite identificar a los agentes que
    mayor impacto van a tener sobre el balance energético final del edificio. Y como ha sucedido en este caso, mejorar las especificaciones técnicas tanto de vidrios como equipos de iluminación pueden tener una mayor repercusión en la reducción del consumo energético del edificio que otro tipo de medias más complejas y costosas.

    Dedicándo un poco de tiempo al análisis de las cuestiones que se nos plantean, encontraremos pequeñas soluciones con grandes resultados.


    19 agosto, 2012 a 12:57

  3. ALEJANDRO

    “ME GUSTA, PERO….”
    Es un magnifico estudio y trabajo de éste Arquitecto, que se preocupa de mejorar el ahorro energético.
    De continuar así, le auguro grandes perspectivas profesionales con sus correspondientes éxitos personales.


    19 agosto, 2012 a 20:22

  4. Ana Rio Novas

    Alegra leer que existen empresas que se preocupen por este tipo de edificación.


    19 agosto, 2012 a 21:54

  5. Este proyecto es un claro ejemplo, que una buena planificación previa, nos ofrecerá magníficos resultados en el futuro.
    Un edificio es inteligente o está proyectado con inteligencia?


    20 agosto, 2012 a 12:47

  6. Ernesto Lisotto

    Muy interesante información. Los datos que aportas son imprescindibles en los tiempos que corren. Miguel Ángel, veo que lo tenéis muy bien trabajado.


    20 agosto, 2012 a 15:06

  7. David Llimiñana

    Gran aportación para sensibilizarse con el tema. Esta claro que eres un gran arquitecto y muy racional !!!


    21 agosto, 2012 a 11:06

  8. Jacobo Yepes

    Buena argumentación el de este artículo, y buena explicación del arquitecto. Esta bien que Iberdrola se preocupe de la eficiencia energética en sus edificios. Este tipo de estudios se deberían exigir en toda nueva construcción, pero de manera fidedigna, no como una simple argumentación de venta que después rara vez es cierta. Enhorabuena.


    21 agosto, 2012 a 22:19

  9. Santiago V.

    Ayer La Vanguardia se hacía eco de esta noticia: http://www.lavanguardia.com/medio-ambiente/20120822/54340743907/humanidad-deficit-ecologico.html

    Estoy convencido de que preguntarse “cuanto consume…?”, “cuál es el coste indirecto…?” será la tónica general ante cualquier decisión individual, ya sea un vehículo, una nevera, un edificio (como el caso que ilustras) o la compra de unas zapatillas.

    Bravo por seguir adelante con esta apuesta !


    23 agosto, 2012 a 13:15

  10. Diana Sánchez

    Muy interesante el artículo. La concienciación en sostenibilidad debería ser materia obligada en todos los ámbitos.


    23 agosto, 2012 a 15:36

  11. Nicolas Mediavilla

    Mis felicitaciones. No es el primer proyecto nacional que intenta reducir el consumo energético en un edificio de oficinas, pero sinceramente me da la impresión que sí lo es en el sentido de los resultados que se obtienen y en el esfuerzo que se esta poniendo en el proyecto. Servirá sin duda de ejemplo al sector. Necesitamos más gente como vosotros, con ganas de hacer las cosas mejor.


    27 agosto, 2012 a 11:34

  12. Javier Jara

    Buen artículo sobre el proyecto, te propongo un reto para el próximo: en todos los temas de ahorro energético y propuestas similares se comenta el ahorro que se produce en el momento de uso latente, pero en más de una ocasión cuando se contempla el coste energético que se deriva de la retirada de estos elementos cuando acaba su visa útil, en ocasiones se generan más problemas que las ventajas obtenidas. Entiendo que el proyecto de la Porta Firal en comparación con proyectos actuales sale más beneficioso para el medio ambiente, pero creo que se abre un gran abanico de posibilidades el día que los proyectista (y las propiedades) tengan en consideración el uso de los materiales y su posterior reciclaje.

    ¿cómo se podría mejorar el próximo proyecto?


    29 agosto, 2012 a 9:08

  13. Patricia Lahoz

    Enhorabuena, un post muy interesante.
    La cuestión de la eficiencia energética es uno de los grandes retos del sector de la construcción pues todavía falta sensibilización al respecto.
    Sin embargo, en el escenario económico actual, ¿qué mejor argumento que una reducción significativa del consumo energético?


    12 septiembre, 2012 a 10:17

  14. Eusebi Solà

    Estimado Miguel Àngel, todos los comentarios son ciertos y muy acertados, menos uno el que dice que serás un gran arquitecto, porque lo que deberían saber es que ya lo eres, y creo que en el fondo siempre lo has sido.
    Ánimo, espero que de tu mano Iberdrola siga apostando por la construcción y edificación sostenibles.
    Un abrazo.


    11 julio, 2013 a 12:42

  15. Hola Miguel, he leido los comentarios que han ido llegando respecto a tu escrito. He esperado un tiempo prudencial para hacer mi intervención, a la espera de ver los contenidos de las diferentes opiniones.
    Como yo he intervenido profesionalmente en la promoción objeto del escrito creo que tengo la autoridad suficientes para decirte que tanto tú, como todo tu equipo, sóis el presente y el futuro en la gestión en la construcción del sector terciário. Lo he vivido en primera persona y he visto vuestra dedicación y exigéncia profesional. Conocemos pocos equipos que se impliquen tanto en todo el proceso. Nuestra enhorabuena por el resultado final. Este escrito que has colgado en la red refleja al 100% vuestra manera de pensar. I es la acertada.


    25 agosto, 2014 a 17:00

Deja una respuesta