¿Qué es la cada vez más popular huella de carbono?

HuellaVerde

* Autora: Mª Paz Parés *

Recientemente, todos los empleados de Iberdrola hemos recibido  una encuesta para calcular la huella de carbono provocada por nuestros transportes diarios a las oficinas. Esta iniciativa se enmarca dentro de la realización del inventario de emisiones que la compañía elabora desde el año 2010 bajo la norma ISO 14064.

Este control nos ha permitido mejorar el conocimiento interno de las  emisiones de gases de efecto invernadero, identificar oportunidades de ahorro de costes y contar con la información necesaria para marcar las líneas estratégicas en materia de desarrollo sostenible. Cada año, Iberdrola trata de mejorar su huella de carbono incorporando nuevas categorías de emisión. Por ello, acaba de lanzarse la campaña que os he menciona antes para el cálculo de huella de los empleados en su transporte hasta su centro de trabajo.

Existen evidencias considerables de que la mayor parte del calentamiento global ha sido causado por las actividades humanas. El consumo cotidiano de energía, los desplazamientos, los productos que consumimos, cada una de nuestras acciones diarias lleva asociadas unas emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que, en conjunto, forman nuestra huella de carbono.

Así, casi todas las acciones que realizamos (movilidad, alimentación, etc) y bienes que poseemos y utilizamos (bienes de consumo, hogar, etc) implican consumir energía, lo que significa contribuir a las emisiones a la atmósfera, con el consecuente impacto directo en el medio ambiente y el cambio climático.

La huella de carbono se define como la totalidad de GEI (medida en toneladas de CO2 equivalente) emitidos a la atmósfera por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto, es decir, emisiones debidas a nuestras actividades cotidianas o a la fabricación y comercialización de un producto. Representa, entonces, una medida para la contribución de las organizaciones a ser entidades socialmente responsables y un elemento más de concienciación para la asunción entre los ciudadanos de prácticas más sostenibles.

El análisis de huella de carbono abarca todas las fases del ciclo de vida de un determinado producto, servicio o actividad (desde la adquisición de las materias primas hasta la gestión de los residuos) y conocerla permite a los consumidores decidir qué mercancías comprar en base a la contaminación generada como resultado de los procesos por los que ha pasado.

En este sentido, en el caso de una organización, corresponde a las emisiones de CO2 de sus operaciones diarias: desde el aprovisionamiento de materias primas hasta la gestión de residuos, para un producto, material o servicio, incluye las emisiones de CO2 asociadas al ciclo de vida de su cadena productiva y en el caso de un individuo, son las emisiones de CO2 correspondientes a sus actividades diarias.

Para el cálculo de una huella de carbono personal se consideran los siguientes aspectos: alojamiento (incluyendo la superficie, el consumo de energía y equipamientos), transporte, alimentación y consumo (equipamiento tecnológico, suministros varios, muebles, ropa, entretenimiento).

Ahora que conocemos la definición de este aspecto, ¿a qué favorece calcular este dato? Pues a varios objetivos como la cuantificación, reducción y neutralización de las emisiones de CO2, la creación de un mercado de productos y servicios con reducida generación de carbono, la identificación de oportunidades de ahorro de costes en las organizaciones y la demostración de los compromisos de la organización con la responsabilidad social a través de sus requisitos en mitigación del cambio climático.

Además, conocer nuestra huella de carbono nos ayudará a buscar soluciones que disminuyan y compensen nuestras emisiones, un importante reto que todos debemos asumir.

Pero, ¿cuáles son las herramientas para reducir emisiones? Son múltiples e incluyen la generación eléctrica a través de fuentes limpias y renovables, como es la energía eólica o marina, además de nuevas tecnologías como la captura y almacenamiento de CO2. También juegan un papel importante la eficiencia energética (programas y nuevas tecnologías que ayudan a ahorrar el consumo en hogares y oficinas) y el desarrollo de coches eléctricos.

A nivel personal, se pueden desarrollar distintas acciones como ajustar el termostato, reducir la basura, lavar la ropa en agua templada, utilizar bombillas de bajo consumo, apostar por el transporte público, utilizar la bicicleta para los desplazamientos cortos o usar el tren para los viajes más largos.

Desde el punto de vista de las empresas eléctricas, éstas pueden influir de manera notable por sus diferentes sistemas de generación de electricidad. Compañías como Iberdrola, que ha apostado fuerte por las energías renovables, han conseguido reducir significativamente sus emisiones. De ese modo, nuestra estrategia nos ha situado entre las grandes empresas energéticas con menores emisiones de CO2 por GWh producido.

Autora: Mª Paz Parés.
Bio: soy Ingeniero Químico de formación, con la especialidad de Medio Ambiente. Llevo 12 años trabajando en el sector energético, siete de ellos en Iberdrola, donde ahora formo parte del departamento de Relaciones ambientales y cambio climático, dentro de la Dirección de Medio Ambiente Corporativo.

3 pensamientos sobre “¿Qué es la cada vez más popular huella de carbono?

  1. Elena Ruiz

    Gracias por la explicación. En el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente también se pasó una encuesta para estimar la huella de carbono de sus empleados en el desplazamiento al trabajo. Las empresas eléctricas deberían comprometerse aún más.

  2. José Carrasco Gómez

    Yo creo que la generación nuclear de electricidad también contribuye a una menor emisión o ahorro de emisión de CO2, no sé el motivo por el que no se figura ni minimamente en el texto de la explicación sobre este aspecto tan importante. De todas formas me parece un texto acertadísimo y a la vez comprensible y ameno . Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies, propias y de terceros, para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información Aquí

Política de cookies Blog Iberdrola

Qué son las cookies

Las cookies son pequeños archivos o dispositivos de uso generalizado que se instalan en el navegador del usuario con la finalidad de almacenar, recuperar o actualizar datos. Permiten al responsable de un sitio web conocer las preferencias de los usuarios al navegar por su sitio web y personalizar los servicios ofrecidos en base a esas preferencias.

En http://blogiberdroladesa.azurewebsites.net/ utilizamos cookies propias y de terceros que nos permiten realizar análisis de uso y medición para asegurarnos que nuestros sitios web funcionan correctamente y poder mejorar nuestros servicios.

Las Cookies de terceros que empleamos en http://blogiberdroladesa.azurewebsites.net/ para obtener información de las visitas, medir y analizar la navegación por la web y personalizar algunos servicios, son propiedad de Google Azure y no tiene acceso a los datos recopilados por sus dispositivos.


Tipos de cookies

En función de su finalidad, las cookies pueden ser:

  • Cookies técnicas: son necesarias para la navegación. Sin ellas la página no funcionaría adecuadamente (cookies del “entrada del usuario” para cestas de compra online, de sesión del reproductor multimedia,…).
  • Cookies de personalización o configuración: permiten que la página reconozca el idioma del usuario, el tamaño de letra,…
  • Cookies de seguridad: impiden o dificultan ataques contra el sitio web o a sus usuarios.
  • Cookies de análisis: permiten medir la actividad de los usuarios y elaborar estadísticas de navegación.
  • Cookies publicitarias: gestionan la frecuencia y el contenido de los anuncios.
  • Cookies de publicidad comportamental: almacenan información sobre los usuarios para mostrarles publicidad personalizada.


Controlar el uso de cookies

Si desea eliminar las cookies y balizas web que ya estén establecidas en su terminal, puede hacerlo desde su navegador. Puede encontrar la manera de hacerlo dirigiéndose al menú de ayuda de su navegador dónde vienen establecidos los pasos para proceder con su eliminación. Para más información:

Internet Explorer

http://windows.microsoft.com/es-es/windows-vista/block-or-allow-cookies

Mozilla Firefox

http://support.mozilla.org/es/kb/habilitar-y-deshabilitar-cookies-que-los-sitios-we

Google Chrome

https://support.google.com/chrome/answer/95647?hl=es

Safari

http://support.apple.com/kb/ph5042


Cookies que empleamos

Existen diferentes tipos de cookies en nuestra web y son empleadas con distintos fines. A continuación le enumeramos las diversas cookies que empleamos.


Cookies propias

_icl_current_language: Cookie para identificar el lenguaje seleccionado por el usuario.

ac: Cookie para determinar si el usuario ha aceptado el aviso de cookies.


Cookies de terceros

Google Azure:

ARRAffinity: Esta cookie se establece por los sitios web que se ejecutan en la plataforma en la nube de Windows Azure. Se utiliza para equilibrar la demanda de peticiones y que estas se dirigen al mismo servidor en cualquier sesión de navegación. Duración: Expira con la sesión.

BCSI-CS-xxxxxxxxxxx: Esta cookie de Google es utilizada para recordar que ha iniciado la sesión y mantener activa la sesión, así como para confirmar los tipos de conversión para ayudarnos a mejorar continuamente el servicio que proporcionamos a nuestros clientes. Duración: Expira con la sesión.

Cerrar